Instalaciones

Instalaciones

En Soliclima tenemos una amplia experiencia en el desarrollo, instalación y mantenimiento de energia solar termica y fotovoltaica, calderas de gas, gasoleo o biomasa, sistemas de climatizacion mediante bombas de calor y geotermica, así como reciclaje de agua

También somos especialistas en el mantenimiento y reparación de todos estos productos. No dudes en consultar a nuestro Servicio Tecnico en el 902 053 038 o en el 931 616 018.

Instalaciones Calderas de gasóleo

Caldera de gasóleo de alto rendimiento + agua caliente y calefacción solar con suelo radiante

¿ Sabías que... los combustibles fósiles son los responsables de grandes cantidades de emisiones de CO2, que a su vez es uno de los gases responsables del cambio climático ?

Caldera de gasóleo en Ourense

Soliclima siempre recomienda el aprovechamiento de las energías renovables, y solo ofrecemos calderas de gasóleo de elevado rendimiento.

Caldera en Murcia

Caldera de gasóleo de bajo consumo y agua caliente en Murcia ¿ Sabías que... el sector de la pesca está investigando métodos para aumentar la eficiencia energetica del transporte ?

Caldera de gasóleo, Calefacción y agua y suelo radiante en Ribelles, Lleida

¿ Sabías que... existen otras fuentes de energía, y algunas de ellas se basan en la fuerza cinética del mar ?

Caldera de gasóleo en Navarra

Caldera de gasóleo y agua caliente mediante energía solar en Navarra ¿ Sabías que... el petróleo no se utiliza únicamente para generar combustibles fósiles, sino también para fabricar los envoltorios de los productos ?

Caldera de gasóleo de alto rendimiento y calefacción solar

¿ Sabías que... se han buscado opciones para producir combustibles no fósiles?

Caldera en Madrid

Instalacion de caldera de gasóleo de bajo consumo en Bustarviejo, Madrid

Caldera de gasoleo de condensación

Caldera de gasoleo de condensación en Montederramo, Ourense

Instalación destacada
Calefacción solar
Calefacción solar
Bomba hidráulica

Caldera de gasóleo de alto rendimiento y calefacción solar

¿ Sabías que...
se han buscado opciones para producir combustibles no fósiles?

Estos combustibles no fosiles son fundamentalmente biocombustibles, denominación que se le otorga a diversas sustancias de origen animal o vegetal que pueden ser muy diferentes entre sí. Entre ellas están por ejemplo, el metano -un gas producido por la fermentación de residuos animales o vegetales- o el etanol -un alcohol líquido que se puede utilizar en motores de coches adaptados-.

Nuestras calderas consumen, en su mayor parte gasóleo o gas, que son combustibles fósiles porque proceden del petróleo. La gasolina o el gasóil que utilizan los vehículos también procede del crudo, e incluso el queroseno que utilizan los aviones comerciales o habitantes de países en vías de desarrollo que no tienen acceso a otro tipo de energías.

En el caso del transporte, tanto aéreo como terrestre, se llevan ya varios años buscando alternativas. Inicialmente se comenzó a destilar etanol de granos de cereales o biodiésel de plantas oleaginosas, pero los problemas surgieron muy rápidamente: al tratarse de vegetales destinados al consumo humano, el fomento de su utilización industrial elevó los precios de alimentos básicos en países pobres hasta el punto de provocar revueltas, como fue el caso de México en 2007. Un problema añadido que surgió fue que su cultivo en esas cantidades provocó deforestación en zonas tropicales, por lo que muchas empresas que inviertieron muy pronto en este tipo de renovable vieron cómo sus inversiones quedaban en el aire. Se produjeron grandes pérdidas.

Otras empresas, generalmente más pequeñas, decidieron recolectar el aceite usado en cocinas de particulares y de restaurantes para producir biodiésel. Este tipo de aprovechamiento aún continúa, aunque dado el origen de la materia prima, su utilización es restringida.

Tras ver los resultados que traían los biocombustibles que utilizaban materia prima 'virgen', se comenzó a investigar sobre la posibilidad de utilizar cultivos no comestibles. La jatropa es una de esas plantas que se tienen en cuenta, pero su carácter no comestible no elimina el problema de la deforestación. La opción que quizás se lleve el gato al agua en materia de biocombustibles, aunque todavía está en fase de investigación, es la producción de algas en estanques especiales para ellos, o incluso directamente en el mar, para destinarlas a la producción de biodiésel. A este biocombustible se le denomina biocombustible de segunda generación, y muchas compañías aéreas tienen la esperanza puesta en este tipo de combusible; a principios de 2009 se han realizado ya varios vuelos de prueba con resultados positivos, aunque el combustible fabricado a partir de las algas aún no se está produciendo en las cantidades que necesitará la industria aeronaútica.

Teléfonos:
  • 935185081
  • 935185081
Idiomas
Visítanos en
Compartir